Adam Silver aboga por la regulación de las apuestas en Estados Unidos

      - 
    0

    David Stern marcó un antes y un después en la NBA, convirtiendo a esta liga en la competición más mediática del mundo. Su relevo, Adam Silver, parece querer seguir las pautas de su predecesor, ya que Silver pretende ahora revolucionar la NBA y hacerla más mediática todavía regularizando las apuestas deportivas, convirtiendo así las apuestas en algo legal.

    adam-silver[1]

    Puede sonar raro leer esto teniendo en cuenta que en España se puede apostar sin ningún problema tanto ahora como antes de la regulación del juego, pero en la mayoría de estados de EEUU las apuestas son ilegales y están completamente prohibidas desde 1992, ya que la PASPA (Professional and Amateur Sports Protection Act of 1992) prohíbe cualquier tipo de apuesta en todos los estados a excepción de los estados de Nevada, Delaware, Montana y Oregón.

    En un artículo publicado en el New York Times, el comisionado Adam Silver mencionó el modelo que está siguiendo Europa en relación con la regulación de las apuestas deportivas como ejemplo de lo que se podría aplicar en Estados Unidos.

    Sobre las apuestas, Silver alegó que los tiempos han cambiado mucho desde la última ley (en referencia a la ya mencionada PASPA de 1992) y las apuestas han aumentado de volumen, volviéndose populares y estando incluso bien vistas por gran parte de la sociedad. El comisionado también comparó las apuestas con las loterías, que muchos estados ofrecen, o incluso con casinos, elementos también bastante frecuentes en algunos estados de EEUU.

    El movimiento de legalizar las apuestas deportivas en Estados Unidos lleva ya un tiempo haciéndose oír, pero que la NBA se decante a favor de las apuestas deportivas puede decantar la balanza a favor de la legalización de las apuestas deportivas.

    Compartir
    Javier García
    Redactor y amante de las apuestas deportivas; obseso del fútbol inglés y la NBA, no soy capaz de hacerle ascos a ningún deporte. Estar informado es la clave para apostar con cabeza.