Análisis Superbowl XLVIII, Denver Broncos vs Seattle Seahawks

      - 
    0

    Uno de los mayores eventos deportivos del año es sin duda la Superbowl, el partido que decidirá el campeón de la temporada de NFL y que este año celebrará ya su XLVIII edición en el MetLife Stadium de Nueva York, el estadio de los New York Giants.

    super-bowl-3[1]

    Este año a la Superbowl han llegado los dos máximos favoritos, el mejor ataque de la liga contra la mejor defensa de la liga, los Denver Broncos de la AFC y los Seattle Seahawks de la NFC (ambos con un registro de 13-3 en la temporada regular).

    Sin duda es un partido que se presenta igualado y que, tratándose de una final de este calibre, ambos equipos querrán ganar, pero hay multitud de factores a tener en cuenta en este partido.

    La igualdad se puede ver claramente en el desarrollo de las líneas para este partido, pues las casas de apuestas abrieron los mercados con los Seahawks como favoritos para ganar el título, saliendo con un spread (o hándicap) de -1. Tras esto debido a la cantidad de apuestas, la línea se movió en cuestión de horas hasta poner a los Broncos como favoritos con un spread de -3. Desde entonces se ha ido equilibrando poco a poco hasta estar a día de hoy, como se puede ver por ejemplo en bet365, en -2 para los Broncos.

    Es un partido que puede caer para cualquier lado, pero creo que los favoritos deberían de ser los Seahawks, como salieron inicialmente. Son la mejor defensa de la liga y ese estilo creo que es algo que siempre se infravalora en el mundo del deporte en general, y es que cuesta más apostar por un equipo de pocos puntos que por otro mucho más vistoso en ataque y anotador.

    En las últimas 11 Superbowls, los equipos que han permitido menos puntos durante la temporada regular han conseguido sacar su hándicap en 8 de las 11 ediciones, un dato interesante cuanto menos.

    Además, hay que recordar que se espera mucho frío y algo de viento para el partido, temperaturas sobre los 0º harán que seguramente Manning no pueda desarrollar su juego aéreo habitual y tengan que optar más por las carreras, y los Seahawks defendiéndolas son de lo mejor.

    En un partido así todo puede ser, Manning puede salirse y -quien sabe- retirarse con el título, porque todo apunta a que, se retire o no, esta será casi seguro su última Superbowl. Los Broncos pueden acabar superando el muro de los Seahawks, pueden pasar muchas cosas, pero creo que la mejor apuesta en este caso es ir con el spread de los Seattle Seahawks.

    Compartir
    Javier García
    Redactor y amante de las apuestas deportivas; obseso del fútbol inglés y la NBA, no soy capaz de hacerle ascos a ningún deporte. Estar informado es la clave para apostar con cabeza.