Bolt, el adalid del atletismo

    El atleta jamaicano se ha convertido en todo un símbolo del atletismo limpio, todo un ejemplo a seguir por este deporte marcado por continuos escándalos.

    0

    usain bolt atletismo deportes apuestas

    Usain Bolt está considerado como el corredor de distancias cortas más importante de la historia del atletismo, sí, por delante de leyendas como Carl Lewis o aquel Ben Johnson que arrasaba con todo hasta que se descubrió que se dopaba. Es muy raro que allá donde se presente, este espigado jamaicano no se lleve el oro, o al menos suba al podio. Es tan bueno que se dice que ha devuelto la ilusión a muchas personas que habían dejado de creer en el atletismo.

    Veni, vidi, vici

    Había estado prácticamente dos años desaparecido de las competiciones, pero llegó a los Mundiales de Pekín y llegó para hacer lo que mejor sabe hacer, correr. En estos mundiales ya finalizados, no pudo dejar mejor sabor de boca, aunque podía haber batido algún récord del mundo, algo que todos esperábamos, pero es igual, Bolt es emoción, es puro espectáculo.

    Incluso se le ha tildado de mesías dado que lo que el público quiere es auténticos atletas que corran, den espectáculo y batan récords, pero al natural, sin dopaje. De hecho muchas personas llegaron a asegurar que Bolt era otro juguete roto pero jamás le encontraron sustancia ilegal alguna en su cuerpo, las apuestas están seguras con él.

    Lo mismo sucede con muchos otros atletas como el nacionalizado británico Mohamed “Mo” Farah, un verdadero corredor de medio fondo que también ha sido investigado porque su forma de correr es verdaderamente increíble, a la altura de los pesos pesados del fondo mundial, desde aquel checo llamado Emil Zatopek al que se le conocía como la locomotora humana, su contemporáneo Abebe Bikila o ya más modernos como Haile Gebrselassie o Hicham el Guerrouj entre muchos otros.

    Han sido unos mundiales que no han estado exentos de polémica, pero también de reencuentros increíbles, como el del americano Justin Gatlin, que llegaba para arrebatarle el campeonato a Bolt en los 100 metros lisos tras haber sido sancionado en dos ocasiones por dopaje, pero al final no pudo ser. Bold es intratable.

    Gracias al trabajo transparente que está haciendo Bolt en el atletismo como máxima estrella mundial de este deporte, así como todos aquellos atletas que trabajan duro todo el año para superarse y dejan de lado las sustancias prohibidas, este deporte debe salir de esa espiral en la que muchos y muchas atletas se han visto envueltas, ensuciando su esencia.

    Sebastian Coe, al frente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha sido claro, prometió la más dura de las batallas contra quienes hagan trampa y defrauden la buena y transparente competencia.

    Compartir
    Carlos López
    Amante de todos los deportes, especialmente del fútbol, redactor y apostador cauto y moderado; siempre dispuesto a aprender e intentando mantenerme a la última en cuanto a noticias del sector del juego y del deporte.