Dennis Nikrasch, el genio de las tragaperras

    Hoy os presento a Dennis Nikrasch, un personaje que consiguió estafar millones de dólares en las tragaperras de los casinos de Las Vegas.

    0

    En el artículo de hoy quiero hablar de otro de los grandes estafadores de los casinos, Dennis Nikrasch. Su historial revelaba que era un criminal reincidente especializado en reventar las máquinas tragaperras. Consiguió robar millones de dólares durante los 22 años que estuvo desempeñando esta clase de trabajo.

    El desafío de Dennis Nikrasch

    Dennis Nikrasch llegó a las vegas joven, pero ya era un experto cerrajero. Había llegado a trabajar en Chicago para la Mafia genovesa, lo que le llevó a pasar por la cárcel 10 años. A su salida comenzó a usar su conocimiento como cerrajero con las máquinas tragaperras.

    Entre 1975 y 1979 y gracias a las llaves e imanes, consiguió ganar 10 millones de dólares. Posteriormente fue detenido y estivo cinco años en prisión desde 1986  a 1991. Cuando Dennis Nikrasch salió, volvió a las andadas, pero todo había cambiado para entonces. Las tragaperras de aquella ya no eran mecánicas sino que usaban circuitos integrados, algo de lo que no sabía nada.

    Aquello no le supuso un freno y para seguir adelante contacto con un socio de la mafia y experto en tecnología, Eugene Bulgarino. Compraron dos máquinas tragaperras y durante semanas estuvieron experimentando con ellas hasta que consiguieron descifrar su funcionamiento a la perfección.

    En sus investigaciones aprendieron cómo reprogramar los chips de memoria de estas máquinas. Éstos eran los encargados de controlar cómo se pagaban los premios de las tragaperras. Ahora el problema era cómo extraer los chips de las máquinas, reprogramarlos y volver a ponerlos.

    Para ello, las grandes habilidades de Dennis Nikrasch como cerrajero podrían ser de gran ayuda. Finalmente no sirvieron de nada porque los casinos habían instalado cámaras para controlar todas las zonas del casino.

    Como si de una película se tratase, Dennis reclutó a un equipo de vigilantes para evitar ser capturado. Lo consiguió y acabaron robando millones de dólares en un año en los casinos de Las Vegas.

    El fallo de Dennis Nikrasch fue haber tenido un equipo con quien trabajar. Las ganancias había que repartirlas, lo que produciría ciertos roces entre el equipo. Finalmente uno de sus hombres les delató al FBI.

    Un plan frustrado

    Los agentes llenaron la casa de Nikrasch con micrófonos e interceptaron una comunicación con Bulgarino. Dejaron patente que querían robar un bote de 17 millones de dólares de una tragaperras, algo que fue abortado.

    Finalmente Nikrasch volvió a la cárcel, con una condena de siete años y medio. Salió en libertad en el año 2004 y hasta el año 2010, año de su muerte, no se supo lo que hizo. Su secreto se lo llevó a la tumba tras fallecer por causas desconocidas.

     

    Compartir
    Carlos López
    Amante de todos los deportes, especialmente del fútbol, redactor y apostador cauto y moderado; siempre dispuesto a aprender e intentando mantenerme a la última en cuanto a noticias del sector del juego y del deporte.