Errores comunes en el póker online

    Coincidiendo con los buenos datos que está teniendo actualmente el póker online, quiero compartir con vosotros algunos de los errores más comunes de los principiantes.

      - 
    0

    Chico jugando al póker online

    Dentro de los juegos de casino que tenemos a nuestra disposición, uno de los más famosos es el póker online. A pesar de haber estado de capa caída en los últimos meses, diversos reportes reflejan un pequeño repunte. Poco a poco se van sumando más usuarios a esta tendencia, sobre todo nuevos. Por ello quiero compartir con vosotros algunos de los errores más básicos que se cometen cuando se comienza.

    Los errores más comunes en el póker online

    Cuando uno se registra en una web de casino para jugar al póker online tiene dos opciones. Una de ellas es haber jugado antes y conocer las reglas de las diferentes modalidades de póker. La otra es seguir los tutoriales de estas páginas y jugar muchas partidas gratuitas de entrenamiento para “coger callo”.

    Esto es importante porque uno de los errores más comunes que se tienen es interpretar mal la mano que tenemos. Cuando comencemos, debemos ser conscientes del valor que tiene nuestra mano, juguemos a Omaha, Texas Hold’em o al que sea.

    Debemos ser realistas con nosotros mismos y saber que con una pareja, normalmente no se suele hacer nada. Por ejemplo, con una pareja de treses, lo mejor es no arriesgarse y no ir a la mano. Seguramente tendremos muchas ganas de ganar pero… debemos ser consecuentes.

    Por mucho que hayas aprendido, practicado y jugado, siempre va a haber alguien mejor que tú. No te sobrevalores, tú mismo puedes ser tu peor enemigo. Ten paciencia, acepta que no siempre te van a salir las cartas que quieres. Además, tendrás que perder muchas partidas. Solamente así aprenderás a ir jugando mejor, nunca antes.

    Para finalizar, os dejo con otro de los muchos errores que se cometen cuando se comienza en el póker online. Los faroles hay que saber cuándo tirárselos y no hacer demasiados. Para tener éxito en este aspecto hay que ver si nuestros competidores son pasivos o agresivos. Además, te recuerdo que los faroles no siempre salen. Pero cuando lo hacen, puedes llevarte una buena partida con una mano no demasiado buena.

    Compartir
    Carlos López
    Amante de todos los deportes, especialmente del fútbol, redactor y apostador cauto y moderado; siempre dispuesto a aprender e intentando mantenerme a la última en cuanto a noticias del sector del juego y del deporte.