Estrategias de apuestas: La Martingala

    0

    La martingala es una de las estrategias más conocidas en el mundo de las apuestas, posiblemente porque no sólo se puede aplicar en las apuestas deportivas, sino que también puede ser utilizada en casinos y diferentes tipos de juegos de azar.

    estrategias apuestas

    El éxito (hablando en lo referente a su popularidad) probablemente también radique en la sencillez de esta estrategia basada en el uso del stake, aunque es una estrategia con la que hay que tener mucho cuidado, porque matemáticamente hablando es una estrategia que está destinada a acabar con el bank a cero.

    Está destinada al fracaso tarde o temprano porque es una estrategia en la que la primera apuesta es de una cantidad, y si la apuesta sale, se repite la misma cantidad, así hasta que se falla una apuesta. Cuando se falla una, la cantidad inicial apostada se dobla, buscando recuperar la inversión. Si se acierta se vuelve a empezar con la cantidad inicial, pero si se falla se vuelve a doblar, y así sucesivamente.

    Matemáticamente hablando la fórmula de esta estrategia sería:

    B = S (1 – (2p)^n)

    B = Beneficio esperado

    S = Stake, o cantidad inicial apostada

    p = Probabilidad de que la apuesta salga perdedora

    n = Número de apuestas que nos permite nuestro bank

    Si, por poner un ejemplo, nosotros disponemos de un bank de 500€, y queremos realizar esta apuesta partiendo de una cantidad inicial fija de 5€, tendríamos que n (número de apuestas permitidas por el bank) sería 6, ya que podríamos hacer la apuesta de 5€, 10€, 20€, 40€, 80€ y 160€.

    Si en esta estrategia buscamos apuestas de cuota 2.5 a las que demos un 60% de posibilidades de salir (ergo, un 40% de posibilidades de que salga perdedora). Según la fórmula tendríamos:

    B= 5 (1 – (2 x 0.4)^6)

    B = 5 (1 – 0.262)

    B = 3,69€

    Este beneficio sería el beneficio esperado de media por cada apuesta. Lógicamente no todas las apuestas serán exactamente de la misma cuota ni les daremos las mismas posibilidades.

    El beneficio medio esperado también puede ser negativo si no escogemos bien, ya que si por ejemplo a las apuestas que buscamos les damos menos de un 50% de posibilidades (pongamos un 45%) los resultados serían:

    B = 5 (1 – (2 x 0.55)^6)

    B = 5 (1 – 1.77)

    B = -3,85€.

    Conclusiones

    Es una estrategia interesante, pero muy arriesgada, ya que hay que tener en cuenta que las rachas existen, y salvo que la apuesta inicial sea de céntimos hay que tener un bank muy elevado para tener un número de oportunidades decente (con una apuesta inicial de 5€ habría que tener un bank de 5115€ para que la n de nuestra fórmula fuese 10).

    Todo apostador sabe que tanto las rachas de aciertos como las rachas de fallos pueden llegar a alargarse, por lo que la martingala es una estrategia que puede resultar interesante en ciertos casos, pero no es para nada recomendable su utilización de forma permanente.

     

    Por cierto, ahora también estamos dando el follón por Twitter 😉

     

    Compartir
    CasasdeApuestasweb
    Análisis, promociones y toda la actualidad de las casas de apuestas.