Fallos comunes del Apostador

    0

    Muchos son los fallos que cualquier apostador, a lo largo de los años acaba cometiendo, y es que por mucho tiempo que lleves apostando algunas tentaciones siempre te pueden acabar llevando a cometer errores de novatos.

    errores apostador

    Nunca viene mal saber cuáles son los fallos más comunes para aprender a evitarlos, y tampoco viene mal recordarlos para aquellos que ya los conocen. De hecho uno de los principales problemas de muchos de los fallos es que en un principio pueden parecer buenas ideas, pero a la larga lo único que se consigue es perder dinero.

    Apostar a tu equipo favorito

    Uno de los fallos más comunes pero también fáciles de evitar es el de apostar en partidos en los que participe el equipo del que somos seguidor. Muchas veces el ser seguidor de un equipo nos nubla el juicio y no analizamos correctamente los partidos, sobrevalorando o sobreconfiando en la mayoría de los casos en nuestro equipo. El remedio más habitual y más fácil es  el de cortar por lo sano y no involucrarse en ningún partido, sea el que sea, en el que juegue nuestro equipo.

    Apuestas combinadas

    Los amantes de las combinadas suelen caer en dos errores, bastante habituales, que suelen llevar a sufrir grandes pérdidas en relativamente poco tiempo. El más habitual es el de, al hacer varias combinadas, introducir la mismas apuesta en varias combinadas. Esto es algo que a largo plazo siempre acaba mal, ya que cuando se tuerce esa apuesta no sólo pierdes una combinada, sino que pierdes varias que probablemente hubiesen sido acertadas de no ser por esa apuesta.

    Otro, este incluso más frecuente que el anterior, es el de hacer combinadas de muchos eventos de cuotas muy bajas (conocidas popularmente como “chiquicuotas”). Estas cuotas tienen un porcentaje de acierto muy alto, pero apenas producen beneficios y en combinadas muy grandes siempre hay alguna que acaba fallándose, por lo que realmente a largo plazo no es una estrategia viable.

    Rumorología

    Confiar en rumores y noticias de diarios o webs de dudosa credibilidad suele acabar en fallos, ya que muchas veces estas noticias son falsas y nada tienen que ver con la realidad -el jugador que dicen que está lesionado finalmente juega es lo más habitual- y basar una apuesta en un rumor suele ser sinónimo de fallo.

     

    Por último otro fallo bastante común en aquellos que apuestan en locales con conocidos es el cambiar de opinión en el último momento cuando vas a hacer la apuesta porque uno de tus conocidos te ha comentado que a él le gusta otra cosa. Si tú has estudiado una apuesta y confías en ella el cambiarla en el último momento, simplemente por la opinión de otro, suele acabar mal.

    Compartir
    CasasdeApuestasweb
    Análisis, promociones y toda la actualidad de las casas de apuestas.