Gana 43 millones en un casino y no los cobrará

    Una mujer ganó en una slot un bote de 43 millones de dólares, pero el casino se niega a pagarle esa cantidad.

      - 
    0

    Katrina Bookman en el casino

    Normalmente, soy de los que piensa que en el mundo de las apuestas hay dos factores importantes. Uno de ellos es el conocimiento y otro, aunque en menor medida, la suerte. En este caso me toca hablar de la suerte, exactamente de la que no tuvo una jugadora de casino en Estados Unidos.

    Katrina Bookman se encontraba en el Resorts World Casino jugando a una máquina tragaperras, cuando saltó la alarma. Había ganado nada menos que un bote de casi 43 millones de dólares. No se lo podía creer dado que era de las primeras veces que jugaba a una slot.

    De hecho, publicó varias fotografías con la máquina a su lado en las redes sociales compartiendo su alegría. Desde el casino comunicaron a Bookman que volviese al día siguiente para recoger su premio. Pero las noticias no tardarían demasiado en cambiar y hacer que todos sus sueños se desvaneciesen.

    El Casino no pagará ese premio

    Después de ese día, el casino le comunicó que no abonaría esa cantidad de dinero. La razón que esgrimen es que hubo un error y que realmente no consiguió ganar ni un solo dólar de premio.

    Le aseguraron que la máquina había fallado, que había dado ese premio cuando en realidad no era así. Como compensación se ofrecieron a invitarle a una cena con todo lo que quisiera, pero ella no aceptó.

    Ante tal decepción, Bookman decidió contratar a un abogado y demandar al casino. El argumento es que debería recibir al menos el premio mínimo de la máquina, es decir, 6.500 dólares.

    La Comisión de Juegos de Azar de Nueva York adelantó que el establecimiento no tiene por qué pagar. Se remiten al mensaje que aparece en todas las máquinas del casino. En él se indica que debido a un error en la máquina hace nulo cualquier clase de premio. ¿Cómo actuaríais vosotros?

    Compartir
    Carlos López
    Amante de todos los deportes, especialmente del fútbol, redactor y apostador cauto y moderado; siempre dispuesto a aprender e intentando mantenerme a la última en cuanto a noticias del sector del juego y del deporte.