Golpe en Italia contra las apuestas ilegales

    La Policía italiana destapa una red de apuestas ilegales con más de 2.000 millones de euros de beneficios y completo control sobre 1.500 empresas.

    0

    Italia Carabinieri Apuestas ilegales

    Personalmente pienso que es una pena tener que dar esta clase de noticias, pero las personas que estamos directa o indirectamente involucradas en el sector del juego no podemos mirar hacia otro lado y obviar las realidades. En esta ocasión la sombra de los amaños de partidos y las apuestas ilegales vuelve a aparecer, según una noticia que llega desde Italia.

    La policía militar de los “Carabinieri” de la zona del sur de Italia de Reggio Calabria, ha detenido a 41 personas sospechosas de pertenecer a la mafia local, conocida como Ndrangheta. Todas han sido acusadas de controlar una red de apuestas ilegales a través de la red.

    Movían más de 2.000 millones de euros

    Tal como se ha informado a los medios de comunicación, gracias a las pesquisas llevadas a cabo por la policía italiana, se han podido confiscar bienes por un valor que supera los 2.000 millones de euros, lo que puede darnos una idea de la ingente cantidad de dinero que movía esta organización delictiva. Incluso se han cancelado 82 webs nacionales e internacionales que colaboraban de una forma u otra con esta red de mafiosos.

    Entre esos bienes se encuentran once empresas extranjeras y cuarenta y cinco italianas, todas ellas operando dentro del sector de los juegos de azar y también de las apuestas por Internet y nada menos que 1.500 locales, haciendo de ésta una operación sin precedentes contra los amaños de partidos y las apuestas ilegales, pero no solo en Italia sino a nivel continental y posiblemente, mundial.

    Controlaban una red internacional de empresas

    De los 41 detenidos, 28 han sido sometidos a prisión preventiva y el resto tienen orden de arresto domiciliario, seguramente bajo control de las comunicaciones por motivos de seguridad. Asimismo varios de ellos tienen la obligación de no abandonar la localidad italiana y también presentarse a diario ante la policía judiciaria.

    Esta organización tenía controladas diferentes sociedades con sede en Rumanía, Austria y España y la base estable estaba en Malta, donde tenía licencias de operación en diferentes países de Europa, Panamá y las Antillas Holandesas.

    Tal como han asegurado los medios, cuando sospechaban que el fisco podría estar investigándoles, cambiaban de país a su antojo y otras veces como medida de seguridad o despiste, aunque todo era controlado desde Calabria.

    Compartir
    Carlos López
    Amante de todos los deportes, especialmente del fútbol, redactor y apostador cauto y moderado; siempre dispuesto a aprender e intentando mantenerme a la última en cuanto a noticias del sector del juego y del deporte.