Un inglés gana 1,2 millones de euros gracias al gol de Éder

    BetVictor prometió un millón de libras a quien acertase el minuto y goleador del primer gol en la final de la Eurocopa. Un jugador apostó por Éder y se llevó el premio, pero a la casa de apuestas le ha costado dar con él.

    0

    Éder gol final Eurocopa 2016

    El fútbol está lleno de sorpresas, y la magia del deporte hace que de vez en cuando aparezcan héroes inesperados que se ganan el cariño de la afición y de todo un país, como es el caso de Éder. El delantero del Lille, muy criticado y con un papel prácticamente marginal en la Eurocopa ya es un héroe nacional en Portugal tras el gol que le valió a Portugal su primer título. Un gol que se pagaba a 5,50€, 12 si era el último o el primero; pero lo increíble es que un aficionado inglés ganó una apuesta de 1,2 millones de euros gracias a Éder.

    Igual que nosotros teníamos nuestra porra, la casa de apuestas BetVíctor lanzó la suya: un millón de libras para el acertante del minuto del primer gol y su autor. El aficionado inglés se la jugó con Éder, pero no acertó el minuto del gol -dijo el ’84-. Sin embargo, las normas de la apuesta decían que, si no se acertaban minuto y goleador el premio sería para quien más se acercase a la respuesta correcta. Y aquí es donde la confianza de este aficionado en Éder le valió el millón de libras, 1,2 millones de euros.

    Difícil de localizar

    Lo más rocambolesco de la historia fueron las dificultades que tuvo BetVictor para encontrar al flamante ganador del millón de libras. Intentaron contactar con él, pero no lo consiguieron y llegaron a poner una campaña en marcha a través de sus redes sociales para localizarlo con el hashtag #MissionMillonaire. Y por fin lo encontraron el martes por la tarde: estaba de vacaciones con su familia. Todavía no se había enterado de que era el ganador, así que ahora disfrutará de sus vacaciones por partida doble.

    Como es habitual en estos casos la casa de apuestas ha mantenido el anonimato del ganador de este suculento premio, pero sí que conocemos algunos detalles: tiene 32 años, vive en Birmingham y es aficionado del Aston Villa, un equipo que tras 28 años en la Premier League acaba de bajar a la Championship después de sumar tan solo 17 puntos en toda la temporada. Dicen que el dinero no da la felicidad, pero por lo menos le habrá ayudado a superar la decepción del descenso de su equipo.

    FuenteEL MUNDO
    Compartir
    Periodista, blogger, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. Debo quejarme de que las cartas están mal mezcladas hasta que consiga una buena mano (Jonathan Swift).