La habilidad en el Poker

      - 
    0

    El juego del poker, al igual que todos los demás juegos practicados con naipes, está manipulado en gran parte por los designios del azar, por la aleatoria combinación generada por el Cruopier al momento de repartir. Evidentemente este aspecto resulta absolutamente insalvable ya que no hay manera de decidir cuales cartas nos tocarán en suerte.

    habilidad poker

    De todos modos, el poker, no es un juego que se rija por completo por el azar, ya que existe un factor que es capaz de flexibilizar el tema de la suerte a lo largo, no solo de una partida o un torneo, sino también de toda una carrera. Este factor, imprescindible para todo aquel que pretenda tener éxito en el mundo del poker, es la habilidad. Mediante ella, podremos, como decíamos, flexibilizar e incluso condicionar en nuestro beneficio los designios del azar.

    ¿Suerte o habilidad?

    Tan importante es la cantidad y la calidad de la habilidad de un jugador, que no hace mucho tiempo atrás, un brillante matemático Holandés, de nombre Ben Van Genuten estableció, valiéndose de una compleja serie de cálculos, ecuaciones y formulas, una tabla de suerte en la que aparecían varias disciplinas no deportivas acompañadas del grado de habilidad mental requerido para su correcta y exitosa práctica.

    En lo más alto de la tabla de Genuten, aparecía el juego del ajedrez, con una habilidad requerida de 10 de 10, mientras que en el último puesto se hallaban las tragaperras, con una habilidad requerida de 0 de 10. También el poker aparecía en la tabla del matemático holandés, presentando 5 puntos de 10 de habilidad requerida para jugarlo correctamente. Si lo pensamos con detenimiento, nos damos cuenta que 5 es una puntuación en extremo alta para un juego que se practica con naipes repartidos al azar. Por lo que se puede deducir que para jugar un buen poker, la suerte y la habilidad comparten a medias la responsabilidad de los resultados.

    Juega con cabeza

    Por lo tanto, será imprescindible recordar que al momento de jugar al poker, nuestra mente deberá estar plenamente despejada y concentrada, buscando desde todo punto de vista, la manera de torcer los caprichos del azar a nuestro favor. Mediante el correcto manejo de nuestra habilidad, podremos remar contra la marea de las malas rachas pero también mantenernos seguros y ocultos en momentos de buena fortuna. Juega con la cabeza, juega responsablemente y forja tu conducta de jugador mediante la constante práctica y verás como en el medio plazo tu juego se verá satisfactoriamente potenciado.

    Compartir
    CasasdeApuestasweb
    Análisis, promociones y toda la actualidad de las casas de apuestas.