Toda la verdad sobre el portero del Sutton y su relación con las apuestas

    La Comisión del Juego investiga las apuestas a que Wayne Shaw, ya exportero del Sutton, se comería un bocata durante el partido de FA Cup contra el Arsenal. Analizamos el caso a fondo.

    0

    wayne Shaw

    Wayne Shaw, el rollizo portero suplente del Sutton, se ha convertido en el protagonista de la última ronda de FA Cup. Su imagen comiéndose un bocadillo en el banquillo ha dado la vuelta al mundo, pero como sabrás ha acabado abandonando el equipo no por cenar mientras sus compañeros perdían 0-2 ante el Arsenal sino por el enésimo escándalo relacionado con las apuestas: alguien apostó que el portero del Sutton se comería un bocata en el banquillo, se llevó un buen pellizco y el caso se está investigando.

    Los rumores que llegan desde Inglaterra apuntan a que los amigos de Shaw habrían apostado, pero el icónico guardameta de 45 años asegura que no lo ha hecho. Los futbolistas profesionales británicos tienen prohibido apostar -a Joey Barton, capitán del Rangers, le costó el puesto-, pero hay que recordar que el Sutton es uno de los equipos “non league”: equipos amateurs o semiprofesionales que, como en este caso, juegan en la National League, la 5ª división del fútbol inglés.

    El bocadillo del portero tenía una cuota de 8 libras a 1

    bocadillo portero apuestas

    De vez en cuando, las casas de apuestas nos sorprenden con apuestas “locas”. Por ejemplo, el año pasado Wanabet permitía apostar a que a Zidane volvería a romperse los pantalones en las semis de Champions; y en el primer duelo Guardiola-Mourinho en Inglaterra Sportium nos permitía apostar a que los dos entrenadores no se saludarían o a que el portugués celebraría un gol corriendo la banda hasta el córner.

    Sin embargo el gran problema para el bueno de Shaw es que la bookie que lanzó el mercado, Sun Bets, es también el patrocinador del Sutton. Aunque el famoso bocata tenía una cuota de 8 libras a 1, Sun Bets asegura haber pagado una suma de cinco cifras a un apostante. El portero asegura que se lo comió para divertir a los espectadores, aunque desde la Comisión del Juego británica aseguran que la integridad en el deporte “no es ninguna broma”, de ahí la investigación abierta contra Shaw y contra la propia Sun Bets. El único que se libra, de momento, es el Sutton.

    Antecedentes al bocadillo de Wayne Shaw

    Este caso nos recuerda al de Laurie Oakes, famoso presentador y analista político australiano famoso por sus corbatas. Sportsbet lanzó una apuesta sobre el color de la corbata que llevaría en la noche electoral, y el popular presentador cambió continuamente de corbata para que todos los apostantes cobrasen su premio. Un troleo en toda regla que le salió caro a Sportsbet. No sabemos si a Sun Bet o a Shaw le saldrá más cara la apuesta.

    No descartemos un regreso del ya mítico portero al Sutton. En 2013 el club ya lo despidió tras un altercado con los aficionados del Kingstonian FC, readmitiéndolo dos años más tarde; y su entrenador, Paul Doswell, asegura que es víctima del boom mediático tras conocerse que jugarían contra el Arsenal. Gente del fútbol como Gary Lineker ha salido en defensa del portero, añadiendo que el fútbol está perdiendo el espíritu y el sentido del humor. ¿Cómo crees que acabará el caso?

    Compartir
    Periodista, blogger, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. Debo quejarme de que las cartas están mal mezcladas hasta que consiga una buena mano (Jonathan Swift).