¿Volverá a morder Luis Suárez con el F.C. Barcelona?

      - 
    0

    El fichaje de Luis Suárez por el F.C. Barcelona ha sido sin duda uno de los bombazos del verano, pero no sólo por el precio que ha tenido que pagar el Barcelona o por la calidad que atesora en sus botas el delantero uruguayo, sino también por la polémica que rodea a Suárez tras su último episodio de agresividad, cuando en el partido Uruguay – Italia del Mundial de Brasil Suárez mordió en el hombro al defensa italiano Chiellini.

    _67159379_luis_suarez2[1]

    Hay que recordar que este mordisco de Suárez en el Mundial de Brasil no es un caso aislado, y es que es ya el tercer mordisco de Suárez en su carrera deportiva, pues antes ya había mordido a un jugador del PSV cuando aún jugaba en el Ajax y el año pasado con el Liverpool mordió a Ivanovic, el defensa del Chelsea.

    El caso es que desde el Barça se espera que los mordiscos sean cosa del pasado y Suárez no vuelva a repetir algo así con la camiseta del Barcelona, sobretodo porque con la última sanción de la FIFA que no le permitirá jugar los próximos meses lo último que quiere el Barcelona es que Suárez se vaya a perder más tiempo sin jugar.

    Pero en algunas casas de apuestas deportivas nos permiten apostar sobre si Suárez volverá a caer en la tentación y morderá a algún jugador rival esta próxima temporada. No hace falta irnos hasta casas sin licencia como PaddyPower, pues sin ir más lejos Luckia dispone de este mercado, en el que se paga a cuota 16 el que Suárez muerda a cualquier jugador en partido oficial durante la temporada 2014/2015.

    Suarez

    Luckia también nos ofrece una pequeña lista con algunos jugadores a los que Suárez podría convertir en víctimas que encabezan los madridistas Sergio Ramos y Pepe, ambos a cuota 21, y por detrás Godin y Xabi Alonso, a cuota 26.

    Suarez_victima

    Compartir
    Javier García
    Redactor y amante de las apuestas deportivas; obseso del fútbol inglés y la NBA, no soy capaz de hacerle ascos a ningún deporte. Estar informado es la clave para apostar con cabeza.